Cómo Llegar a las Piscinas de Cercedilla.

347

Para todas las personas que visitan la ciudad de Madrid y es su suerte pasar el verano en esa bella ciudad, probablemente se hagan la misma pregunta: ¿cómo lidian los madrileños con este calor?

Sin embargo, para la gente que nació y vive en Madrid, existen algunos pequeños trucos. Uno de ellos es escapar a las montañas de Madrid en el norte, donde se encuentran las piscinas de Cercedilla. Aquí te explicamos cómo llegar a las piscinas de Cercedilla.

Es un último refugio permanente donde el sol y el calor no ganan la batalla. Ahora sabes por qué no hay madrileños en Madrid durante el final del verano. Te contamos cómo llegar a las piscinas de Cercedilla y aprovechar al máximo un día caluroso en un lugar fresco de Madrid.

Cómo Llegar a las Piscinas de Cercedilla
Piscinas naturales de Cercedilla

Las Piscinas naturales de Cercedilla: un gran sitio de relax a solo una hora de Madrid.

En verano, en Madrid, las temperaturas alcanzan fácilmente los 35 °C, sobre todo durante el período de Canícula entre el 15 de julio y el 15 de agosto. Con este calor, lo único que quieres hacer es quedarte en casa, tumbado en el sofá o en la oficina con el aire acondicionado a toda velocidad todo el día. No provoca salir a la calle ni de paseo, es realmente sofocante.

Sin embargo, te contaremos un truco que todo madrileño respetable sabe y poco comparte. Escapar a las montañas de Madrid en el norte, donde se encuentran las piscinas de Cercedilla. Es un refugio muy bello y pequeño donde el sol y el calor pierden fuerza y donde las temperaturas suelen ser de 5 ºC a 7 ºC, muy refrescante y acogedor. Y donde puedes volver a ser una persona real. Por ello hay pocos madrileños en la ciudad durante el final del verano.

Las piscinas forman parte del Parque Las Berceas en Las Dehesas de Cercedilla, un espacio privilegiado situado en las montañas y sombreado por árboles donde puedes refrescarte en las aguas que provienen de esa montaña. En coche se tarda 50 minutos en llegar desde Madrid.

Estas piscinas abren a las 10:00 am y para encontrar una plaza de aparcamiento, te recomendamos que llegues antes de las 11:00 am, especialmente los fines de semana. En total hay 6 estacionamientos, de la A a la F, y se llenan rápido. La F es la más cercana a las piscinas.

Ten en cuenta que en una parte de las piscinas, en el parque, existe una entrada para que la gente también camine en las montañas. Si no tienes coche, puedes llegar en transporte público en Cercanías desde Atocha (C8B) o en autobús (desde la ruta 684 de Moncloa). Aunque tomará un poco más de tiempo en tren y autobús, las vistas valen la pena.

El precio de entrada es de 5,50 Euros durante el día laborable, de 6,50 Euros los fines de semana y festivos. Para grupos de 10 personas o más, el precio baja a 5 Euros por persona y se reduce para cada grupo adicional de diez.

El complejo tiene 2 piscinas y una gran capacidad, por lo que es raro que no entres por falta de capacidad. Alrededor de las piscinas, hay una gran área de césped donde puedes dejar tu toalla. También hay muchos árboles, en especial pinos, por lo que es muy fácil encontrar sombra.

Pero si quieres un poco de sol, no te preocupes, también puedes encontrar eso. Cuanto más tarde llegues, más difícil será encontrar un buen lugar. Te recomendamos que te instales en el extremo inferior de las piscinas porque hay una buena cantidad de sombra, y está lejos de muchas personas, por lo que es tranquilo.

Ya sea al sol o a la sombra, recuerda usar crema solar, aunque la temperatura es mejor que en la ciudad de Madrid, el sol brilla independientemente y en menos de una hora, te broncearás mucho si no tienes cuidado.

Una vez que estés listo, es hora de nadar. El agua es realmente fría, ten cuidado, por eso no debes esperar para sumergirte. Báñate primero para comenzar a acostumbrarte al cambio de temperatura y saltar. En poco tiempo, la sensación de congelación desaparece, pero eso depende de tu tolerancia al frío. De cualquier manera, cuando veas que el agua fluye desde las montañas, te olvidarás de todo lo demás. Es una vista única para relajarse y disfrutar.

En cuanto a las instalaciones, hay baños para hombres y mujeres. Generalmente hay papel higiénico y están relativamente limpios. También hay vestidores separados si deseas cambiarte allí, a pesar de que usualmente la gente usa su respectivo traje de baño y, si el clima es bueno, se secará rápidamente.

Cómo Llegar a las Piscinas de Cercedilla
Piscinas y Ambiente muy relajante en Cercedilla

Comer allí no está permitido, pero es probable que veas a otras personas haciéndolo. Para comer, tienes las siguientes opciones:

Hay un bar donde venden comida, sobre todo sándwiches, muy asequibles y muy sabrosos. Aunque nuestra sugerencia es que traigas tu propia comida en una heladera y comas en el área de picnic. Es una zona con mesas y es muy bonita. Si eliges esa opción, llega antes de las 2:00 pm para conseguir un espacio, especialmente en la sombra. Siempre ten disponible unas bolsas para tu basura, tenemos que cuidar la naturaleza.

Un consejo: las mesas se pueden mover, así que si encuentras una vacía pero está en el sol, muévela a la sombra. Estamos hablando de unos pocos metros aquí, no las puedes llevar a la zona de la piscina.

Después del almuerzo, lo mejor es disfrutar ese pequeño rincón de naturaleza, con una buena conversación y alguna bebida refrescante. Si prefieres descansar un poco, no hay nada mejor que una auténtica siesta a la sombra de un gran árbol. Cuando despiertes, estarás como nuevo. Si vas a donde sugerimos, tendrás paz y tranquilidad, y menos personas y familias a tu alrededor. Si está lleno, siempre puedes aventurarte más lejos para tomar una siesta.

Información Destino.

  • Nombre: Piscinas de Las Berceas – Cercedilla.
  • Horario: Del 13 de junio al 30 de agosto. Desde las 10:00 am a las 08:00 pm.
  • Precio: 5,50 Euros de lunes a viernes | 6,50 Euros los fines de semana y días festivos.
  • Teléfono: +34 91 852 37 04
  • Dirección: Área recreativa de Las Berceas – Cercedilla. Carretera Fuenfría, M-966 Km 3,9 – Cercedilla.

Cierre.

En el camino de regreso, si tienes coche, intenta no salir en el último minuto, a las 8:00 pm cuando se cierran las puertas, porque puedes quedarte atascado en el tráfico. Es preferible salir antes de las 7:30 pm, es lo mejor. Y para aquellos que tomaron el transporte público, la mejor sugerencia es verificar los horarios de los trenes y autobuses para asegurarse de la hora que cierran las estaciones.

Sin embargo, cuando llegues a casa, es seguro que tan pronto como llegues, sentirás la gran diferencia de recargar las pilas emocionales y mentales. Es una experiencia muy gratificante y relajante. No lo dudes.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here