Cómo Cuidar una Piscina de Plástico.

429

Las piscinas de plástico ofrecen una forma muy asequible de tener una piscina, pero ¿son buenas soluciones? ¿Serán aptas para el propósito y ofrecerán una buena relación calidad – precio? ¿Serán duraderas?

Aquí discutimos todo lo que necesitas saber sobre estas piscinas, desde las ventajas y desventajas hasta los costos, e incluso algunas alternativas de cómo cuidar una piscina de plástico.

Muchos de nosotros soñamos con ser dueños de nuestra propia piscina en el patio trasero, pero las piscinas tienen pesadas etiquetas de precio. Algunos propietarios creen que tener una piscina está más allá de sus posibilidades, pero este no es necesariamente el caso.

Cómo Cuidar una Piscina de Plástico
Piscina de plástico

¿Qué son las piscinas de plástico?

Cuando pensamos en piscinas de plástico, la mayoría de nosotros recordamos las piscinas inflables en las que nos divertimos cuando niños. Si bien estas piscinas todavía abundan en el mercado, en estos días la piscina de plástico también se ha convertido en algo lo suficientemente grande para los adultos, con tamaños que van hasta aproximadamente 4 metros por 2 metros. Esto es lo suficientemente grande para que un adulto nade, o varios adultos se relajen juntos en el agua.

Hay una gran variedad de diferentes tipos de piscinas de plástico disponibles. Estos comienzan con piscinas inflables básicas, que son básicamente versiones grandes de piscinas para niños. Sin embargo, los modelos se vuelven cada vez más sofisticados a medida que avanza la gama, avanzando hacia piscinas de plástico con marco de metal, y piscinas con marcos de metal o madera, cubiertas con plástico reforzado. Las paredes de la piscina a menudo están hechas de acero, recubiertas con varias capas de plástico para darle a la piscina una mayor resistencia y durabilidad.

En la parte superior de la gama de piscinas de plástico, tienes las piscinas de vinilo. Estas son piscinas sobre tierra relativamente de alta calidad, con un exterior generalmente hecho de acero reforzado o aluminio, y un inserto de revestimiento de vinilo que retiene el agua. Algunas piscinas de vinilo también se pueden instalar completamente enterradas si deseas una solución más permanente.

Con tantos tipos diferentes de piscinas ahora disponibles, todas las cuales pertenecen a la categoría de piscinas de plástico, es esencial realizar una investigación exhaustiva antes de decidir cuál es la piscina adecuada para comprar.

Las ventajas y desventajas de las piscinas de plástico.

La principal ventaja de las piscinas de plástico es que son extremadamente asequibles, dentro de los presupuestos de la mayoría de los hogares. Ofrecen una forma económica de disfrutar de los beneficios de tu propia piscina en tu jardín, especialmente durante los meses de verano, cuando son una forma ideal de refrescarse cuando hace calor.

Además, las piscinas de plástico son muy convenientes. La mayoría son fáciles de configurar y vienen con todo lo que necesita, incluida una bomba de filtración. Su patio trasero no necesita ser excavado, y puedes armar una piscina de plástico con bastante rapidez, por lo que ofrece una solución casi instantánea sin necesidad de constructores en tu propiedad.

Debido a su peso liviano y al hecho de que se asientan en el suelo en lugar de estar integradas en el patio trasero, las piscinas de plástico también son muy portátiles, por lo que puedes llevarlas contigo fácilmente si alguna vez te mudas de casa.

Sin embargo, hay una serie de desventajas importantes para las piscinas de plástico. No son particularmente duraderas, así que debes tener cuidado con ellas, ya que incluso entrar o salir de la piscina sin cuidado puede causar daños. Las más vulnerables son las piscinas inflables, aunque es improbable que incluso aquellas con marcos metálicos fuertes duren más que unos pocos veranos.

Incluso las piscinas de vinilo, que pueden costar cantidades considerables de dinero, no son reconocidas por su fuerza. Muchas vienen con kits de reparación para prolongar su vida útil, ya que los revestimientos de vinilo son propensos a rasgarse y romperse. Incluso con un uso moderado, el forro generalmente tendrá que ser reemplazado aproximadamente cada cinco a siete años, y esto no siempre es barato.

Precios de una piscina de plástico.

La categoría de piscinas de plástico contiene una amplia variedad de tipos de piscinas, todas ellas con diferentes precios. Los precios de las piscinas de plástico comienzan extremadamente bajos, con piscinas inflables disponibles por tan solo 100 Euros.

Las piscinas con estructuras más rígidas, como marcos de metal, se venden en promedio entre 500 Euros y 2.000 Euros, según el tamaño y la calidad que elijas. Sin embargo, independientemente del tipo de piscina de plástico que compres, es probable que necesites un reemplazo dentro de unos años, a menos que seas extremadamente cuidadoso.

Las piscinas de vinilo tienden a construirse a estándares más altos, por lo que cuestan más. Estas tienden a costar alrededor de 8.000 Euros para un modelo decente, pero si deseas que se instale en el suelo, puedes pagar hasta 20.000 Euros, y esto sin tener en cuenta los costos de mantenimiento y reparaciones.

Recuerda, las piscinas de plástico deben mantenerse limpias, al igual que las piscinas más caras. Una piscina de tamaño adulto necesita un sistema de filtración, por lo que debes tener en cuenta los costos de energía y el precio de los productos químicos de limpieza de piscinas para mantener el agua segura e higiénica. Obtener el equilibrio químico correcto es absolutamente crítico en una piscina de plástico, ya que la superficie puede dañarse al tener un balance de pH incorrecto en el agua.

Seguridad en las piscinas de plástico.

Debido a que la mayoría de las piscinas de plástico y vinilo son soluciones portátiles sobre el suelo, puede ser fácil pasar por alto la legislación de seguridad. Si tu piscina tiene más de 300 mm de profundidad, debes cumplir con el Estándar Legal al igual que una piscina permanente enterrada. Esto significa que la piscina debe estar rodeada por todos lados por una cerca de al menos 1,2 metros de altura. Todas las puertas o portones de las cercas deben ser de cierre automático.

Además, se debe observar una zona no escalable de al menos 900 mm alrededor del exterior de la cerca de la piscina. Dentro de esta área, no debe haber objetos grandes, como muebles, en los que los niños puedan pararse para escalar la cerca. Las reglas de seguridad pueden variar según el estado o el territorio en el que vivas, por lo que es importante consultar con la autoridad del gobierno local para asegurarse de que tu grupo cumpla con la ley.

Cómo Cuidar una Piscina de Plástico.

Estas piscinas son relativamente más frágiles así que hay que tener ciertos cuidados.

  1. Al instalarlas, debes verificar que el suelo esté nivelado, plano y sin ningún tipo de abultamiento, pieza filosa o piedras. Esto lo puedes ver mejor en nuestro artículo de montaje de piscinas desmontables.
  2. En el proceso de llenado, no debes sobrepasar de agua el nivel recomendado por el fabricante.
  3. El agua debe estar tratada, con un buen balance químico. Un PH desbalanceado afecta la integridad del plástico, ocasionando que sea más débil o quebradizo.
  4. Debes evitar movimientos o manipulación de objetos punzantes dentro de la piscina. También debes evitar movimientos bruscos que hagan que la piscina se mueva mucho.
  5. En invierno, como las piscinas de plástico no son particularmente fuertes, es posible que no puedan soportar las condiciones climáticas durante los meses más fríos. La mayoría de las piscinas deben cerrarse durante el invierno, y la forma de hacerlo depende del tipo de piscina que tengas.
  6. La legislación recomienda que se vacíen pequeñas piscinas portátiles e inflables cuando no estén en uso, si esto se puede hacer de manera segura y práctica. Si tienes una piscina de plástico más grande, es recomendable reducir el nivel del agua por debajo del skimmer, ya que esto protegerá las tuberías de la congelación.
Cómo Mantener el Agua de la Piscina Cristalina
Piscina de plástico con cubierta

Pensamiento de cierre.

Tu piscina también debe estar cubierta para protegerla de daños, y también deberás agregar productos químicos para el invierno en las cantidades adecuadas para mantener la piscina limpia, segura y lista para usar cuando el clima sea más cálido.

No podemos negar las grandes ventajas de una piscina de plástico, sin embargo recuerda lo frágiles que son para que tengas mucho cuidado y te dure mas. Suerte.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here