Cómo Reparar Piscinas de Hormigón en 6 Pasos.

460

Cómo reparar piscinas de hormigón. Incluso con el mejor tratamiento y cuidado de piscinas de concreto en el suelo, eventualmente encontrarás grietas, puntos huecos y fisuras en las superficies a medida que envejecen. Pero, con las herramientas y los materiales adecuados, encontrarás que la reparación de piscinas de concreto puede ser fácil si utilizas los seis pasos que se describen a continuación.

Por supuesto, es de suponer que si te decidiste a realizar una reparación en tu piscina de hormigón, ya debes haber decidido vaciar la piscina. La piscina debe estar totalmente seca para empezar a realizar estos trabajos

Materiales que se necesitan.

Te damos una lista de los materiales necesarios para el trabajo.

  • Martillo.
  • Cincel.
  • Gafas protectoras.
  • Guantes de goma.
  • Botas de goma.
  • Amoladora de concreto.
  • Calafateador.
  • Esponja.
  • Paleta de piscina.
  • Mezcla de concreto blanco.
  • Arena blanca.
  • Agente de unión de cemento acrílico.

Paso 1 – Elimina el sustrato dañado.

Elimina cualquier sustrato o material de superficie, incluidos los parches o materiales extraños. Si hay grietas en el sustrato, usa una amoladora de concreto para cortarlas y extiende el recorte al menos 30 milímetros más allá de ambos extremos de la longitud original de la grieta. Asegúrate de usar guantes y gafas de seguridad cuando trabajes con el esmeril o martillo percutor.

Luego, con el cincel y el martillo, debes hacer algunas marcas en la superficie de la piscina. Estos orificios ayudarán a unir mejor el material de unión a la nueva superficie de la piscina.

Cómo Reparar Piscinas de Hormigón
Romper el concreto dañado

Paso 2 – Encuentra puntos huecos.

Aunque podrás detectar fácilmente las grietas en la superficie de la piscina, puede que no sea tan fácil identificar los lugares donde el yeso exterior se ha separado del hormigón proyectado o la gunita que se encuentra debajo. Si existen estos puntos, lo más probable es que se separen completamente con el tiempo. Es mejor que repares estos posibles puntos problemáticos mientras reparas la superficie de la piscina.

Puedes identificar fácilmente estos lugares tocando suavemente en los bordes de la piscina. En los lugares donde el yeso se está separando, escucharás un sonido hueco. En la ubicación del sonido, retira el yeso suelto y reemplázalo con la mezcla que utilizarás para rellenar grietas y agujeros.

Paso 3 – Limpia la superficie del sustrato.

Limpia todo el polvo, arenilla y piezas de concreto de la superficie que estás reparando. Luego cubre la superficie con un enjuague ácido.

Advertencia: Trabajar con ácido es peligroso si no se toman las precauciones de seguridad adecuadas. Lee atentamente las instrucciones del producto y usa guantes de goma, botas, gafas protectoras contra salpicaduras y un respirador aprobado para vapores ácidos. También ten en cuenta que nunca debes agregar agua al ácido, siempre agrega ácido al agua. Si reviertes este proceso, podrías quemar tu piel a través de una reacción explosiva.

Paso 4 – Rellena grietas y depresiones.

Rellena la grieta con masilla, dejando un espacio de 6 o 7 milímetros entre la masilla y la parte superior de la grieta. Esto te permitirá aplicar posteriormente el yeso sin crear lugares desiguales en la superficie. Cuando hayas terminado con la masilla, deja que se seque durante 24 horas.

Paso 5 – Aplica una mezcla de relleno.

Aplica una mezcla de relleno hecha con concreto blanco, arena blanca, agente de unión de cemento acrílico y suficiente agua para crear una mezcla tan gruesa como una masilla delgada. Con la paleta, fuerza la mezcla en todos los poros, agujeros y esquinas, teniendo cuidado de expulsar las burbujas de aire.

Usa la paleta para alisar la mezcla sobre la superficie hasta que la superficie esté nivelada y suave. Espera hasta que la mezcla haya comenzado a fraguarse, unos 15 minutos, antes de volver a alisar la superficie con la paleta.

Cómo Reparar Piscinas de Hormigón
Aplica mezcla de relleno

Paso 6 – Texturiza la superficie.

Si la superficie anterior tiene una textura más áspera que el área recién remendada, querrás que coincida con las texturas mientras el punto recién remendado aún esté húmedo. Puedes hacerlo texturizando el área con una esponja húmeda.

Cierre.

Ahora que has reparado la superficie de la piscina, ya puedes planificar el siguiente paso. Instalar el nuevo liner, pintar con pintura epóxica o simplemente llenar de agua. Las opciones son sólo tuyas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here